C/ Rector Tovar, 2 (Junto a Delegación de Hacienda), Salamanca ----CITA PREVIA: 923 26 14 51

Muchas personas recorren diversas terapias sin encontrar la solución definitiva a sus problemas emocionales, baja autoestima, personalidad, conducta. En la actualidad la hipnosis está reconocida como una de las técnicas científicas más efectivas para superar estos trastornos.

Utilizando esta técnica se pueden abordar las siguientes disfunciones:

Ansiedad, depresión, fobias, ideas obsesivas, insomnio, disfunciones sexuales, sobrepeso, anorexia, bulimia, adicciones, tabaquismo.

La hipnosis se puede definir de forma diferente atendiendo a diversas teorías o modelos, actualmente una de las definiciones más aceptadas es que es una técnica científica con la que se consigue un estado de atención focalizada, es decir, la persona se va disociando de lo que le rodea y en este proceso gradual se va centrando en su interior.

¿ Por qué utilizando la hipnosis se reduce el número de sesiones en comparación con otras terapias?

En estado de hipnosis se asimilan de forma mucho más profunda y clara los mensajes que envía el hipnoterapeuta tanto a nivel consciente como inconsciente. Produciéndose el uso mucho más eficiente por parte del profesional de diversas herramientas: Cognitivo-conductuales, PNL (programación neurolingüiística), EMDR, etc.

Uno de los campos más conocidos de aplicación de la hipnosis y en el que esta técnica ha demostrado su gran eficacia es en la adicción al tabaco. En un meta-análisis realizado en la universidad de Iowa (USA), en el que se compararon los resultados de 633 estudios y 15 métodos diferentes para dejar de fumar con la participación de 71.806 fumadores de Estados Unidos y Europa. Se comprobó que de todos los métodos estudiados la hipnosis es el más eficaz, siendo doble de eficaz que los métodos que emplean componentes químicos.

A través de la hipnosis se accede de forma más efectiva a una parte de la mente denominada subconsciente que funciona de forma paralela y automática a la mente consciente. De esta forma se van descubriendo recursos y potencialidades que están en la persona, generando de este modo cambios beneficiosos a diferentes niveles: cognitivos, afectivos, conductuales y físicos.

A nivel cerebral se produce una corrección de los patrones de las ondas cerebrales y un predominio de las ondas alfa y theta relacionas con la relajación. También se ha comprobado a través de imágenes del cerebro obtenidas con técnicas de neuroimagen (RMF, PET) la activación e inhibición de diferentes áreas en el sistema límbico y los lóbulos frontales entre otros, condicionadas por las sugestiones verbales que aplica el hipnoterapeuta.

En estado hipnótico se producen cambios físicos beneficiosos como disminución de la tensión muscular, menor secreción de adrenalina y noradrenalina , bajada del nivel de colesterol y triglicéridos en plasma, regulación de la tensión arterial, vasodilatación y riego periférico de los tejidos, menor gasto cardíaco y una reducción considerable de las sensaciones dolorosas.

También las investigaciones actuales han demostrado el mejor funcionamiento del sistema inmunológico al descender el nivel de glucocorticoides e incrementar el número y la efectividad de los leucocitos (linfocitos, células NK).